El clima y la contaminación en el aire que respiramos influyen en las alergias. La ausencia de lluvias empeora la alergia y la contaminación empeora la alergia. Seguro que ya te lo imaginabas o lo habrías escuchado; pero ¿cuál es la explicación de la contaminación empeore la alergia?

La contaminación empeora la salud. Eso está claro.

Parece algo evidente pero es necesario recordarlo. La mala calidad del aire tiene impacto sobre la salud respiratoria. El aire contaminado irrita las mucosas de la nariz, faringe, laringe y los pulmones. Lo que nos hace mucho más susceptibles de padecer alergias respiratorias que las personas que viven en lugares con aire más limpio.

Numerosos estudios demuestran cómo las partículas presentes en la contaminación emitida por los vehículos, industrias, etc, afectan a la función respiratoria de los habitantes de las ciudades. También se ha estudiado su relación con la incidencia de asma en los niños y se observó que la exposición durante la infancia a ozono y óxidos de nitrógeno se asocia a un mayor riesgo de desarrollar asma.

El ISGlobal (Instituo de Salud Global) estudió en 2021 la carga de mortalidad atribuible a la contaminación del aire en más de mil ciudades europeas y situó a Madrid en primera posición en el ranking de mortalidad asociada al dióxido de nitrógeno (NO2). Concluían que se podrían evitar más de 200 muertes cada año si se cumpliesen las recomendaciones de emisión de contaminantes de la Organización Mundial de la Salud. En otro estudio Greenpeace atribuye 45 mil muertes al año en España debidas a la contaminación. Se estima que, en el mundo, las condiciones ambientales afectan al 20% de la mortalidad y al 25% de la morbilidad. («morbilidad» = enfermedades asociadas a de lo que se esté hablando).

Madrid cubierta por contaminación

Es por este motivo que cada vez más países instauraron los protocolos anti-contaminación para reducir el tráfico rodado privado. Para tratar de que no accedan tantos vehículos (tantos «tubos de escape») a zonas concretas de la ciudad(*) y reducir, con ello, su concentración de partículas contaminantes.
(*)= (En Madrid serían, por ejemplo, las que han llamado Zona de Bajas Emisiones y ZBE de Especial Protección; como el área de restricciones [y sanciones] «Distrito Centro», anteriormente conocido como «Madrid Central», por el que que hay que evitar circular)

La contaminación empeora la alergia

Vale, la contaminación es «mala» para la salud en general. Pero… ¿realmente influye en las alergias?

Ante esa pregunta, la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) confirma que según sus estudios existe una relación directa entre la contaminación ambiental y la frecuencia de alergias respiratorias, teniendo una mayor incidencia en la población que reside en medios urbanos.

Los motivos de que la contaminación empeora la alergia serían de tres tipos:

  • Físicos: el polen se adhiere a las partículas contaminantes de pequeño tamaño y penetra más profundo a nuestro cuerpo.
  • Químicos: relacionado con reacciones y alteración de proteinas de las plantas y del polen.
  • Biológicos: la contaminación irrita nuestras mucosas y el polen activa una mucosa ya inflamada.

Motivos físicos

Las partículas emitidas por los vehículos, industrias, etc, por su tamaño pequeño tamaño sirven de transporte a los pólenes hacia lo más profundo de los pulmones. Producen una inflamación en las vías respiratorias, lo que facilita a su vez la entrada de más pólenes alérgenos. Aumentando con ello su reactividad bronquial.

Concretamente las partículas emitidas por los motores diesel son casi cien veces más pequeñas que las emitidas por los de gasolina. (De ahí el afán de los gobernantes, instados por la Unión Europea y la OMS, por reducir primero este tipo de vehículos).

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) observó que las personas que vivían cerca de las autopistas desarrollaban más alergias respiratorias que las de otras zonas. Estudiándolo descubrió que era debido a que las partículas extremadamente pequeñas de dióxido de carbono que producen los motores diesel le sirven de transporte al polen y los alérgenos hasta más profundo de las vías respiratorias.

Motivos químicos

Las partículas contaminantes provocan un ambiente agresivo para las plantas y árboles del entorno. Los cuales reaccionan produciendo proteínas de defensa frente a este estrés. Estas proteínas también las contienen sus pólenes; que tienen, por tanto, por así decirlo, mayor potencia alergénica para las personas.

El Mainz Center for Chemical Allergology (MCCA) comprobó en una investigación dirigida por el profesor Ulrich Pöschl, que las proteínas alergénicas se modifican como resultado de las condiciones de contaminación o de cultivo de las plantas. Al verse alteradas sus características también varía el tipo y la gravedad de las alergias e hipersensibilidades que pueden desencadenar.

«Los contaminantes del aire podrían aumentar la potencia de los alérgenos en el aire». Así concluye otra investigación dirigida también por el profesor Ulrich y presentada en la American Chemical Society (ACS). En ella ponen de manifiesto que el dióxido de nitrógeno y el ozono a nivel del suelo provocan cambios químicos en ciertos alérgenos en el aire que podrían elevar su potencia.

Lo corrobora también un artículo científico de la revista Plant Physiology and Biochemistry. En él los investigadores comparaban las plantas de Madrid, ciudad con mucha más contaminación, con las de Ciudad Real. Y vieron que las primeras eran menos eficientes realizando la fotosíntesis y sufrían mayor estrés oxidativo, lo que afectaba directamente a su polen, que tenía una mayor capacidad alergénica.

Motivos biológicos

La contaminación ambiental, humos y partículas nocivas en suspensión, etc., irritan nuestras mucosas y vías respiratorias, provocando la activación de los mecanismos de inflamación. Por lo que los alérgenos actúan sobre una mucosa ya inflamada y un sistema inmunitario previamente sensibilizado.

Estos motivos físicos, químicos y biológicos relacionados con la contaminación, combinados con los cambios en el clima global, explicarían por qué las alergias aerotransportadas están volviéndose más comunes.

Sirva como ejemplo esta evolución del aumento del nivel de polen en Madrid a lo largo de los años:


El clima influye en la cantidad de partículas de polen y contaminación presentes en el aire

El clima influye sobre todo en función de si llueve o no.

🌧 Si llueve, se "lava" el ambiente debido a que las gotas de lluvia arrastran el polen y las partículas contaminantes en suspensión hasta el suelo.

🌤 Si no llueve durante muchos días seguidos, los granos de polen y partículas contaminantes se van acumulando; ya que el aire no llega a "lavarse"/limpiarse, pero la contaminación y el pólen se siguen liberando.

💨 Cuando en días secos sopla viento, arrastra el polen desde los árboles o desde el suelo y lo hace pulular por el aire por todas partes.

🌍 El cambio climático también afecta al calendario polínico de las plantas. Tal como avisa la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica), puede verse afectado el momento de la floración o alargarse en el tiempo el periodo de polinización de las plantas; lo que, lógicamente, afecta a las alergias.

Como ejemplo de esto último sirve el estudio que realizaron en la Clínica Subiza de Madrid en colaboración con el Servicio de Alergia del Hospital Los Madroños y la Universidad San Pablo Ceu "Influence of climate change on pollen counts and pollinosis in Madrid, a study over 40 years". En él comparan los datos de los medidores de polen de la clínica con la temperatura de Madrid de los últimos 40 años y llegan a la conclusión de que "el aumento de temperatura a lo largo de 40 años en Madrid ha modificado la carga global de polen y ha afectado la tasa de sensibilización alérgica" y que "se prevé que esta situación seguirá empeorando en los próximos años".


Si te gusta la web, ya sea por aprender algo nuevo cada vez, por las gráficas de niveles de polen, por el mapa de zona SER y parquímetros, o por alguna de las herramientas como el generador de QR, recuerda por favor echar un vistazo a la frase del pie de página.
😉 (Por si invitar a un café como quien le da agradecido algún eurillo de propina al guía de un 'freetour' tras un servicio recibido gratis).


Desde mediados de abril empezó a verse en la gráfica de niveles de polen cómo comenzaban a dibujarse tímidamente las líneas de niveles de polen de gramíneas y olivo. Los más alérgicos comenzaban a notarlo ligeramente desde antes (y por eso en el calendario polínico se suele dibujar que la floración árboles con polen de gramíneas puede comenzar desde marzo o incluso finales de febrero debido a algunos árboles ‘despistados’); pero ha sido este final de mayo cuando el nivel de polen de gramíneas y olivos ha aumentado muchísimo.

Foto de un olivo. Niveles altos de polen de olivos y gramíneas

Las plantas necesitan liberar polen para reproducirse. Gracias al viento y las patitas de los insectos consiguen que su semilla viaje de una planta a otra. Y el respirar ese aire con polen en suspensión es lo que provoca reacciones como rinitis, conjuntivitis, asma, etc. a las personas alérgicas.

Consejos contra la alergia

Los consejos contra la alergia se pueden agrupar en tres:

  • minimizar la exposición al polen (con ventanas cerradas, gafas, mascarilla…),
  • enjuagar bien las zonas que ya han estado en contacto,
  • y tomar la medicina que hará que tengas menos síntomas (antihistamínico).

Todos los consejos y recomendaciones podrían «deducirse» basandose en esas tres cosas parandose a razonarlos. Para evitarte el tiempo y para que no se te olvide ninguno, aquí tienes una lista breve pero completa de consejos escritos por un alérgico en donde encontrarás también una lista de antihistamínicos más típicos ordenados por potencia.

Truco-consejo:

La fórmula de la «Bilina»-colirio y la «Bilina» con aplicador Nasal es exactamente la misma. Como norma general usa cada cosa para lo que ha sido diseñada; pero si tienes mucho picor en los ojos y sólo tienes Bilina nasal, puedes echartelo sin miedo sobre los ojos.


Captura gráficas niveles polen gramíneas y olivo

Puedes consultar los niveles actuales de polen de gramíneas, de olivos (y de los demás tipos de plantas y árboles) en la página de nivel-polen.


Si conoces algún alérgico (o con hijos con alergia, etc) a quien pudiera serle de ayuda, por favor hablalé de la web. Lo más fácil para recordarla es justo eso: que «es de Ayuda» : deAyuda.es. 😉

Aquí tienes una recopilación de recomendaciones y consejos para la alergia al polen redactados por un alérgico en base a su experiencia de toda una vida. Están revisados por familiar médico de familia para que dé el visto bueno por mencionarse al final algunas medicinas para la alergia (antihistamínicos).

Dado que esto no es un blog «de medicina y salud» iremos, como siempre, sin explicaciones largas al grano, a lo útil de ayuda. 🙂

Hay polen en el aire que respiras

El ‘aire’ que inhalas está compuesto de muchas más ‘cosas’ además de los gases atmosféricos (oxígeno, nitrógeno, etc) necesarios para la respiración. Contiene partículas de polvo, oxidos de nitrógeno que comunmente llamamos contaminación o polución…, y contiene también polen en suspensión.

El polen ‘vuela’ por el aire debido a que lo desprenden las plantas con flor por su modo de reproducirse. El viento y las patitas de los insectos lo esparcen de un lugar a otro y de una planta a otra. Es por eso que solamente en los meses del año en que cada planta florece hay niveles altos de ese tipo de polen. Y es por que esos meses de floración suelen ser en primavera por lo que es en esta época cuando más alergia al polen hay. (Ese es el motivo de que coloquialmente se hable de «alergia primaveral»; pero puedes tener alergia en cualquier otra estación del año y simplemente significaría que te dan alergia los árboles o plantas que tienen altos sus niveles de polen en ese momemento).

Puedes consultar aquí los niveles actuales de cada tipo de polen para intuir cuál te está dando alergia. Y ver en las tablas de los boletines oficiales las mediciones de granos de polen en aire en cada ciudad de la Comunidad de Madrid.

¿Qué es la alergia? ¿Por qué me pica la nariz y los ojos?

La alergia es una reacción exagerada de tu sistema inmunitario hacia algo. Se pueden tener alergias a muchas cosas: alergias a alimentos, alergias a materiales, a partículas de sustancias químicas…, y la que hoy te interesa es la alergia al polen.

Como hemos dicho el polen flota en el aire que nos rodea. Por lo tanto lo respiramos y tocamos. Por fortuna a la gran mayoría (en medicina y salud no hay «todos», «nadies», «siempres» ni «nuncas» 😉 ) no nos influye su contacto con la piel, que actúa de barrera; y es en las mucosas y el interior del cuerpo (ojos, nariz, garganta, pulmones) donde nos afecta y sufrimos sus efectos.

Los efectos son que esas zonas de nuestro cuerpo, al contacto con el agente externo, reaccionan como si de un ataque se tratase: se irritan, inflaman e intentan expulsarlo tosiendo, estornudando, moqueando, lagrimeando…

Los síntomas más habituales de la alergia son:

  • picor en los ojos y conjuntivitis (ponerse rojos por la irritación)
  • picor en la nariz y rinorrea (moquear mucho)
  • sensación de picor en la garganta (como si tuvieras algo en ella)
  • tos o estornudos (la reacción del cuerpo para expulsar el alérgeno)
  • inflamación de las fosas nasales (congestión nasal)
  • asma, inflamación en los bronquios y dificultad respiratoria («disnea»)

Consejos para la alergia al polen

Se pueden resumir en tres consejos que, si lo piensas, son de sentido común y te serán fácil de recordar razonándolos:

Niña con alergia estornudando porque no se ha tomado el antihistamínico, se ha acercado a las flores que le dan alergia y no se ha puesto mascarilla.
  1. Evitar el contacto con la sustancia alérgena (evitandola o poniendo barreras físicas).
  2. Lavar y reparar las zonas ya irritadas que ya sufrieron sus efectos.
  3. Tomar la medicina (antihistamínico) que hará que nuestro cuerpo deje de sufrir los efectos adversos de la alergia.

1. Evitar el contacto con la sustancia alérgena

  • Evitar parques o zonas donde sepas que está presente el árbol o planta que te da alergia.
  • La ‘evitación’ más extrema cuando estás fatal consiste en volver a casa y mantener las ventanas cerradas.
  • Si vas en un coche, mantén las ventanillas cerradas. El aire de fuera que entra al habitáculo pasa por un filtro* en el motor.
    *=(Concretamente ese «filtro de aire» se supone que hay que cambiarlo cada año; que nadie lo hacemos, pero para los alérgicos sería más importante todavía).
  • Para evitar el contacto con los ojos, las gafas de sol (o las gafas de ver) hacen de barrera física frente al polen.
  • Evitar que entre en las vías respiratorias usando mascarilla, que protege la nariz y la boca.

2. Lavar y reparar las zonas ya irritadas

  • Al lavar los ojos con abundante agua los limpias de cualquier partícula que estuviera adherida. No te los restriegues con el dedo; eso sólo empeora la irritación ocular.
  • Para humedecerlos si no tienes agua corriente a mano puedes usar gotas: o bien gotas oftálmicas de suero o bien colirios densos específicos («Hyabak» o «Thealoz» van muy bien).
  • Para limpiar la garganta de impurezas alérgenas bebe abundante agua fresca. Esto arrastra las partículas lavando las superficies por las que pasa, y a la vez el frescor alivia la irritación de la mucosa.
  • Chupar un caramelo te hará generar saliva que, al tragarla, va suavizando y limpiando la garganta.
  • Debido al efecto del antihistamínico te vendrá bien reparar los labios con cacao de labios o vaselina.
  • Para reparar la nariz, si a base de sonarte los mocos la tienes un poco roja o despellejada, puedes untar o algun producto específico hidratante nasal («Letibalm intranasal» va muy bien) o, con el dedo, el mismo cacao de los labios.
  • Al llegar a casa acostumbrate a lavarte bien las manos y después lavar bien los ojos aclarandolos varias veces.
  • Si ya en casa todavía te pica mucho la nariz, hacer lavados nasales con irrigador (suena raro pero es con un aplicador meter agua por una fosa de la nariz y dejarla salir por la otra) o con sprays (tipo «Rhinomer» y similares) te aliviará.
  • Una ducha con la mampara cerrada hace doble efecto: el agua al correr por tu cara te ayudará a limpiar las fosas nasales, y el vapor y humedad que se genera te son beneficiosos para abrir de nuevo las vias respiratorias.
  • Si la alergia da problemas también en casa, puedes poner en el dormitorio un purificador de aire.
  • Para cortar las rachas de estornudos cortos repetidos, «¡achís! ¡achís! ¡achís!», prueba a respirar en un vaso de leche caliente: dar un sorbo y exhalar e inhalar con la nariz dentro del vaso. (Suena a remedio ‘de la abuela’; pero se basa en que estás respirando aire sin el alérgeno y con la humedad del vaho).

3. Tomar medicina (antihistamínico)

La «histamina» es una hormona que provoca la mayoría de los síntomas de la alergia. Es necesaria porque esos mismos síntomas que buscan expulsar intrusos del cuerpo te sirven de protección ante otros muchos agentes externos del día a día; pero como la alergia es una reacción «exagerada» del sistema inmunitario ante sustancias que para otras personas no son una amenaza, necesitamos rebajar esa reacción con medicina.

El «antihistamínico» hace precisamente eso: bloquear -en parte y por un tiempo- los efectos de la histamina.

Ha de tomarse al menos una hora antes de la exposición al alérgeno. Si lo tomas cuando ya estás teniendo síntomas también vendrá bien pero al cabo de un tiempo.

Truco-consejo:

En caso de que tu antihistamínico sea de los que se deshacen en saliva, tómalo sublingual si necesitas desesperado efectos inmediatos. Su absorción así es más rápida que tragando saliva normal. Pero no lo hagas así siempre porque ese ‘cauce’ es de «absorción errática» y puedes no tener o tener menos efectos beneficiosos ese día.

Dado que la alergia afecta a un 30% de la población en España (eso es mucho), hay mucha variedad de medicinas antihistamínicas. A continuación tienes el listado de los antihistamínicos más populares ordenados por su potencia.

Antihistamínicos más populares ordenados de menor a mayor potencia

  • «Aerius» (desloratadina) – Es el más suave y que no da sueño. Es el que, en su versión jarabe, se utiliza también para niños.
    (Para los que tenéis niños…: «Aerius_jarabe es al antihistamínico, lo que el famoso Dalsy es al ibuprofeno»)
  • «Bilaxten» (bilastina) – Es menos potente que la ebastina pero da menos sueño.
  • «Ebastel» (ebastina) – Puede dar algo más de sueño y lo hay en versión ‘Flash’, de los que se deshacen en saliva.
  • «Polaramine» – Es más potente que los anteriores y se usa también para otras alergias más fuertes.
  • «Atarax» – Es el más potente y el que más sueño da. Si es posible intenta probar primero los anteriores.

Si a pesar de haber tomado el antihistamínico oral sigues sufriendo síntomas en partes del cuerpo concretas (como los ojos o la nariz), no dudes en utilizar, además, los medicamentos específicos para ellas:

  • Para los ojos, algún colirio antihistamínico: «Bilina», «Zasten», «Opatanol»… (hay que ponerselo antes de la exposición al polen; pero si tienes los ojos muy irritados y te lo echas después, te aliviará).
  • Para el picor de la nariz y rinorrea, algún antihistamínico nasal (como «Bilina»); y para descongestionarla, algún spray nebulizador de corticoide nasal (como «Nasonex» o «Avamys»)
  • Si además tienes dificutad respiratoria, tendrás que utilizar tu «Ventolín»

Recuerda que, como con cualquier medicamento, siempre es mejor tomar «lo menos posible que cumpla con quitar los efectos dañinos de tu dolencia». Si con menos cantidad o con uno menos potente ves que te va bien, no pases a un ‘escalón’ superior.

Consejos sobre antihistamínicos

  1. Consulta con tu médico qué antihistamínico es el adecuado para tu caso y en qué dosis te corresponde (aunque tu familiar o tu amigo tenga por casa medicinas que toma él y pueda dártelas).
  2. De efecto secundario todos dan algo de sueño. No te asuste; pero también tenlo en cuenta si vas a conducir un viaje largo, por ejemplo.
    (Consejo para los antihistamínicos que se toman sólo una vez al día: tomarlo al final de la tarde o por la noche).
  3. Todos los antihistamínicos resecan los labios; por lo que puedes notarlos ‘agrietados’ si el que tomas es potente -(si lo piensas, que sequen las mucosas es necesario para su efecto principal de cortar el lagrimeo y la rinorrea)-. Ten siempre a mano cacao de labios y úsalo. (El «Repavar» va muy bien). No te chupes los labios con saliva ni los remojes con agua; pues, paradójicamente, les va peor.
  4. Consulta con tu médico antes de cambiarte la medicación con información sacada de internet. Ya lo había dicho, pero lo pongo dos veces porque es el doble de importante que todo lo demás. 😉

En estos días finales de abril y principios de mayo está comenzando en Madrid, como puedes ver en las gráficas, la floración y consiguiente liberación de polen al aire del Plantago y varios llantenes y plantas herbáceas. Los niveles de sus pólenes, siendo ‘bajos’ en comparación con otras especies, para quien sufre de su alergia están muy altos.

Detalle floración llantenes

El polen es la forma que tienen las plantas con flor para reproducirse: consiguen que su semilla vuele de un lugar a otro en las patitas de los insectos que, atraidos por sus colores, se posan en ellas. Y ese aire con polen en suspensión es lo que provoca reacciones como rinitis, conjuntivitis, asma, etc. a las personas alérgicas.

Medidas preventivas básicas

Los consejos contra la alergia se pueden agrupar en tres: minimizar la exposición al polen, enjuagar las zonas que ya han estado en contacto, y tomar la medicina que hará que tengas menos síntomas.

Algunas de las medidas más básicas serían:

  • Proteger los ojos cubriendolos con gafas de sol
  • Proteger las vias respiratorias respirando a través de mascarilla
  • Enjuagarse los ojos con agua, sueros, gotas oftalmicas… (en lugar de ‘rascarselos’ restregando el dedo)
  • y llevar siempre el antihistamínico que soláis necesitar

Truco-consejo:
Si vuestro antihistamínico es de los que se deshacen en la saliva, como el «Ebastel flash», en vez de tragarse, si lo dejas debajo de la lengua hasta que se deshaga allí, la sustancia va por otros cauces «de absorción más rápida» que cuando se absorbe de manera digestiva tragando. 😉

NOTA: Aunque sublingual se absorba más rápido, puede hacer menos efecto. Así que sólamente utiliza este truco si necesitas efectos inmediatos. Pero si sabes con antelación que vas a exponerte a polen, trata de tomar tu antihistamínico de la manera habitual.

Puedes consultar los niveles actuales de polen de Plantago (llantenes) y de los demás tipos de plantas y árboles en la página de nivel-polen de la web deAyuda.

Cada árbol y planta en cada lugar tiene un periodo de floración típico que se repite cada año. Aunque sea una estimación y no una repetición anual exacta, el hecho de que existan esos ciclos de periodos típicos de floración es lo que nos permite confeccionar un calendario polínico. En este caso, un calendario polínico Madrid y toda la zona central de la Península.

¿Qué es un «calendario polínico»?

Una representación gráfica que nos muestra, para una determinada zona geográfica, qué meses del año suele liberar el polen cada especie de planta.

Debido al cambio climático parece que cada vez más «el tiempo está loco»: hace tiempo de invierno meses que no solía o excesivo calor meses que no debería. Esto provoca que los árboles a veces «se confundan» y empiecen a sacar las flores si hace unos días de calor en mitad del invierno o que las pierdan antes de tiempo si, bien entrada la primavera, de repente vuelve un viento y frío invernales.

No se puede predecir de forma exacta en qué momento habrá altos niveles de polen pero sí estimar cuándo se producirá la floración y se llenará de polen el aire basándose en el histórico de otros años.

Calendario polínico zona central de la Península Ibérica

En la página de gráficas interactivas de niveles de polen puedes consultar de qué tipo de polen hay niveles altos hoy, leer los informes semanales de la CAM, o ver la gráfica de niveles de polen de desde hace 5 años para comprobar si otros años «cayó» en los mismos meses la época de alergia.

dibujo divisiones zonas polen España

Para saber en qué meses suele haber alergia de cada tipo de polen, aquí tienes el calendario polínico para la zona central de la península:

Calendario polínico tabla de especies de plantas y en qué meses del año suelen dar alergia.
* Calendario polínico zona central Península. Las barras horizontales indican los meses en que siempre están muy altos los niveles de polen de cada tipo; pero aproximadamente un mes antes y después puede notarse algo de alergia según el año y la persona.

Aunque de entre todos ellos, son ¡solamente cuatro! los que provocan más casos de alergias al polen y «polinosis» en todo el centro peninsular.

Estos son los cuatro pólenes más alergénicos de Madrid:

  • Gramíneas. El 98% de las personas alérgicas a pólenes tiene alergia a las gramíneas.
  • Olivos. El 70% es alérgico al polen de olivos.
  • Plátano. El 50% es alérgico al Plátano de Sombra / Plátano de Paseo.
  • Cupresáceas. Aproximadamente 25% de las personas alérgicas a pólenes es alérgico a las arizónicas y cupresáceas.

En estos días está teniendo lugar, como puedes ver en las gráficas, la floración y consiguiente polinización del árbol «plátano de paseo» / «plátano de sombra», tan presente en nuestra ciudad, y los niveles de su tipo de polen están disparados.

Detalle árbol Plátano de Sombra

El polen es la forma que tienen las plantas con flor para reproducirse: éste viaja por el aire y en las patitas de los insectos hasta otras flores y lugares. Y ese aire con polen en suspensión es lo que provoca reacciones como rinitis, conjuntivitis, asma, etc. a las personas alérgicas.

Así que, alérgicos y familiares de alérgicos, tomad las medidas preventivas típicas como proteger los ojos con gafas de sol, la nariz y boca respirando a través de mascarilla, lavarse las manos antes de llevarlas a la cara, enjuagarse los ojos… y, sobre todo, tened a mano los antihistamínicos que soláis tomar y colirios que soláis echaros.

Lo de «usar mascarilla y lavarse mucho las manos» creo que tras esta pandemia hemos practicado todos bastante. jeje . Y, ¡mira!, para esto del polen también nos va a servir la mascarilla. 🙂

Truco-consejo:
Si vuestro antihistamínico es de los que se deshacen en la saliva, como el «Ebastel flash», si lo dejas debajo de la lengua hasta que se deshace allí, la sustancia va por otros cauces «de absorción más rápida» que cuando se absorbe de manera digestiva tragando saliva. 😉

NOTA: Aunque sublingual se absorbe más rápido puede hacer menos efecto. Así que sólamente utiliza este truco si necesitas efectos inmediatos.
Si sabes con antelación que vas a exponerte a polen, tomateló de la manera habitual.

Puedes consultar el boletín oficial semanal de la Comunidad de Madrid de polen de «platanus» aquí, y los de cualquier otro tipo de árbol en la página de nivel-polen de la web deAyuda.

A veces la gente bromea con «Si quieres saber cuánto frío hace, no lo busques en internet; ¡abre la ventana!». Y sin embargo seguimos mirando, no sólo la previsión sino el tiempo que está haciendo en el momento presente en que vamos a salir a la calle. 😉

Con el polen es verdad que no hay predicciones más allá de calendarios polínicos basados en el histórico de floración de cada año. Sin embargo lo que sí se puede y se suele medir, y algunos laboratorios permiten consultar, es la cantidad de partículas en el aire.

Con consultas informáticas a medidas públicadas online y un poco de programación, en esta web, podemos saber de un vistazo los niveles de polen de cada tipo en forma de gráficas, y unos boletines informativos en formato PDF que enlazan a los creados semanalmente por la web oficial de la Comunidad de Madrid.

Ejemplo de gráfica de la web deayuda.es. Pulsar en la imagen para ir a consultar los niveles de polen.

7/7